ALERGIAS CAUSADAS POR LA TEMPORADA INVERNAL

En invierno son frecuentes los síntomas nasales y la tos. Casi siempre se ha atribuido a catarros por virus o a la gripe, si se acompaña de decaimiento general.

Con la llegada del invierno, hay ciertos factores relativos a esta época del año que pueden alterar y favorecer la incidencia de los alérgenos (sustancia que puede provocar una reacción alérgica).


La alergia al polen, se asocia con más frecuencia a los meses de primavera, pero también en invierno hay plantas que polinizan y pueden desencadenar o exacerbar procesos alérgicos como rinitis, conjuntivitis y asma. Un ejemplo de ello es el ciprés, que poliniza en invierno y a principios de la primavera, desde junio hasta octubre; es el polen de mayor recuento en invierno. Los días más secos, fríos y ventosos favorecen el aumento de los niveles de polen.



Otro factor a tener en cuenta es el polvo de casa, el cual es la principal fuente de alérgenos en el interior de las viviendas. Está compuesto por materia inorgánica y orgánica como virus, bacterias, pólenes, esporas de hongos, epitelios de animales, ácaros y restos de alimentos y de plantas. Estos elementos son capaces de desencadenar y exacerbar el asma y otros síntomas y enfermedades respiratorias.


Tampoco hay que dejar de lado la alergia al frío; la urticaria por frío es la más frecuente. Esta es una reacción en la piel provocada por el frío que se presenta minutos después de haberse expuesto al frío. La piel afectada presenta ronchas rojizas que pican (urticaria).

Las personas con urticaria por frío presentan síntomas muy diferentes. Algunas tienen reacciones leves, mientras que otras tienen reacciones graves. En algunas personas con esta afección, nadar en agua fría puede provocarles presión arterial muy baja, desmayos o choque (afección crítica provocada por la baja repentina del flujo sanguíneo en todo el cuerpo). La urticaria por frío es más común en los adultos jóvenes.


Nadie sabe exactamente qué causa la urticaria por frío. Algunas personas parecieran tener células de la piel muy sensibles, debido a un rasgo hereditario, un virus o una enfermedad. En la forma más frecuente de esta afección, el frío desencadena la liberación de histamina y de otras sustancias químicas en el torrente sanguíneo. Estas sustancias químicas provocan enrojecimiento, picazón y, a veces, una reacción en todo el cuerpo.

Los signos y síntomas de la urticaria por frío pueden ser:

  • Ronchas temporales rojizas que causan picazón en las zonas de la piel que han estado expuestas al frío

  • Un empeoramiento de la reacción a medida que la piel se calienta

  • Hinchazón de las manos al agarrar objetos fríos

  • Hinchazón de los labios al consumir alimentos y bebidas fríos


Por último, en la alergia a los alimentos también podemos identificar un patrón estacional. En verano, por ejemplo, predominan las alergias a frutas de la familia de las rosáceas (durazno, chabacano, cereza, ciruela, etc.). Luego, al llegar el otoño, nuestro organismo nos pide comer alimentos de alto valor energético. Entre esos alimentos que aumentan nuestras reservas de energía destacan los frutos secos, que son potentes alérgenos, por ello, son más frecuentes las alergias alimentarias en las fiestas navideñas, sobre todo por la avellana, la almendra y la nuez. Últimamente se han puesto de moda los suplementos a base de semillas de diversas plantas como la chia, las bayas de goji o las semillas de sésamo y lino, que son fuente importante de fibra pero también de alérgenos.



BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Mayo Clinic. Urticaria por frío. Síntomas y causas. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/cold-urticaria/symptoms-causes/syc-20371046

Mosell S. Alergias en invierno. Fundación para el estudio del asma y otras enfermedades alérgicas, 2019. Disponible en: https://www.fundaler.org.ar/2019/07/alergias-en-invierno/

Armentia-Medina. Cómo no confundir con COVID-19 las alergias de otoño e invierno. Disponible en: https://theconversation.com/como-no-confundir-con-covid-19-las-alergias-de-otono-e-invierno-146429